Con el mayor ánimo de construir un nuevo imaginario nace el proyecto “Entre-Líneas” para sacudir los viejos paradigmas donde no quieren reconocer al dibujo como obra de arte mucho menos a la fotografía, esta foto-instalación no es más que una serie de fotografías que se creen dibujos, así mismo este concepto de dibujo, este punto en movimiento hecho línea se libera del plano, se libera de toda atadura y prejuicio para salir a pasear libremente por las paredes, tomándose la sala entera.

Jackson Niño

 


El dibujo en sí mismo

por Fátima Clemente


“Entre líneas” sugiere un encuentro con el caos citadino, con el día a día en la urbe, en un paisaje invadido de cableados eléctricos, un cableado imponente ante la presencia de cualquier detalle. Jackson Niño logra transformar estas impresiones, convirtiendo este enmarañado de líneas pesadas en un sutil discurso poético, logra unir en ese juego de líneas una realidad en blanco y negro y al mismo tiempo entrecruza dos dimensiones, una de ellas pálida e inanimada que tropieza con ventanas de luz, de un mundo lleno de color. Desde su cámara fotográfica dibuja con la luz creando un arte urbano sumergido en el arte conceptual.

Con esta propuesta habla del dibujo, una reflexión sobre la técnica: 

¿Qué es el dibujo?

Dice Paul Klee, el dibujo no es más que una línea que sale a pasear y eso es lo que Jackson Niño ha hecho, se ha dedicado a sacar a pasear su línea, tanto así que logró traspasar el plano bidimensional hasta rayar en la cuarta dimensión donde reina el tiempo y el espacio, haciendo dibujos espaciales,  con fotografías, sacando la línea del plano.

Además, nos hace recordar a Kandinsky con su “punto y línea sobre el plano” Jackson Niño y su punto en movimiento, cuando no es con el Land-art es con su arte povera, siempre minimalista, partiendo de pequeñas cosas, reciclando imágenes, materiales, conceptos y técnicas. 


 

Uno se instala en la instalación y sucede el designio

Ángel Muñoz
Artista plástico

Estás seducido principalmente por la noción, eso lo sientes al entrar al mundo lineal y divergente de: Entre-Líneas, la instalación de Jackson Niño en la sala Humberto Febres Rodríguez del Museo de los Llanos, que se inauguró este 21 de junio pasado.

La idea, expuesta de una manera notoria desde el nombre, se centra en las líneas que parten siempre de un origen radial y que se abren al espacio envolviéndote, encerrándote en la ilusión de ser un originario de esas rayas, y a partir de ese momento de igual forma eres un poste de medusa rectilíneo destellante al infinito; ha sucedido el designio y la puesta en escena de este trabajo se ha cumplido en el concepto y la interacción de la experiencia. Jackson es un artista implosivo y silencioso en su hacer artístico, va desde los procesos de crecimientos de las plantas a la contemplación de lo circundante, el mundo objetivo y visual al que luego convierte en un discurso expositivo pleno de contundencia en sus exposiciones; se vuelve entonces explosivo y visualmente convincente, armado de un recurso al cual explora y digiere para luego armar su trabajo: la línea. Recordemos sus árboles de alambre.

Lejos mi intención de hacer una crítica formal en estas palabras y solo contribuir a la divulgación de un trabajo, que a mi juicio, hace un hito en las artes plásticas de la región y que hace a la institución un espacio abierto al arte, más allá de lo puramente folclórico y convencional.



“ENTRE-LÍNEAS”

En el año 2011 este proyecto sale a luz pública en Mérida con la obra “Una línea que va derecho” en una exposición colectiva de fotografía organizada por los estudiantes de derecho de la Universidad de los Andes.

En el año 2012 como artista invitado presenta la foto-instalación “Entre-líneas” en  una exposición colectiva de fotografía urbana en la Galería Red de Arte del Estado Falcón, en Coro. 

En el año 2013 participa con la foto instalación “Entre-líneas” en el Colectivo “Entre-locos”, recorriendo varios estados del país entre esos Falcón, Mérida, Barinas, Portuguesa, Cojedes.

En el año 2014 participa nuevamente en el colectivo “Entre-locos” con la foto-instalación de Land-art “la línea que continúa” en el Museo de los Llanos, estado Barinas. 

En el año 2015 invitado por la Imprenta “El perro y la rana” la foto-instalación “Entre-líneas” regresa al estado Falcón, pero esta vez a la “Casa del Sol” para celebrar ¿Qué es el arte urbano? entre hip-hop, ponencias y poesía. 

En mayo de 2018 con mucha alegría celebramos la primera exposición individual del proyecto “Entre-líneas” en el Museo de los Llanos, en Barinas, Ciudad donde se gestó y creció esta propuesta.

En octubre de 2018 el proyecto “Entre-Líneas” es invitado para exponer “La Horizontal” una muestra individual en la galería de la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas.

En el año 2019 la foto-instalación “Entre-líneas” fue seleccionada a participar en la III Bienal del Sur-Pueblos en Resistencia inaugurada en el Museo de Arte Moderno Jesús Soto, Ciudad Bolívar, Estado Bolívar.

En febrero del 2020 la foto-instalación “Entre-líneas” participa en la exposición “Encima, Sobre o Arriba” una década de Artes Visuales en Barinas, Museo de los Llanos, Barinas, Estado Barinas.

En medio de la cuarentena por la pandemia del Covid-19 el Ambiente de Aprendizaje Antonio Ramón Lameda - UNEARTE Barinas, realizó el proyecto virtual “cada día un artista”, mostrando 10 obras de 10 artistas plásticos por 10 días, Jackson Niño fue invitado y participó con el proyecto “Entre-Líneas”.


Galería fotográfica "Entre-líneas"


































Jackson Niño
Fotógrafo-Artista Plástico



Todas mis propuestas como artistas surgen de la reflexión, de largas reflexiones, muchas veces duro años dando vuelta a una misma idea hasta pulir detalles, fisuras, para finalmente salir a la luz pública, así me acostumbré desde mi primer proyecto “Homo-semine”, en él trabajé alrededor de cinco semestre para entregarlo como tesis de grado.

El chico de las semillas me decían popularmente, porque hacia instalaciones de Land-art en espacios públicos, dibujos con semillas de eucalipto como resistencia a la tala de Árboles de eucalipto, la reflexión sobre la semilla me llevó a enterrarme en la montaña como si fuera semilla, queriendo integrar de nuevo al hombre con la naturaleza, luego frente a la tala de un bosque de pino de 30 hectáreas hice una serie de intervenciones artísticas en medio de la destrucción, realizando rituales de curación, haciendo pequeñas esculturas en forma de posición fetal con las hojas de pino talado, almidones y gasa, curando y sanando heridas, más tarde hice instalaciones en museos y galerías, haciendo puntos y círculos con la misma hoja de pino talado y estas pequeñas esculturas.

Resultó que este bosque talado hacía parte de un negocio con una empresa papelera, entonces la resistencia de Land art se mudó a dibujos hechos sobre papel reutilizado, esta serie de dibujos se llama “Arboles” un pensamiento sostenido en el trípode Materia-concepto-imagen, de esta misma serie se desdobla otra de dibujos espaciales hechas con alambres encontrados en la calle, mientras camino encuentro alambres en el piso, los guardo y luego dibujo con ellos.

La reflexión sobre el paisaje y sobre un elemento que me causa ruido mientras intento admirarlo, dio origen a “Entre-Líneas” cuando quería ver el paisaje el cableado me interrumpía el momento poético, el cableado como algo grosero, tosco, pesado, anti-natura, fue gracias a la reflexión que pude transmutar esa imagen en algo sutil, liviano y poético.

Las palabras y elementos claves dentro de mi obra artística son: semillas, punto y línea, dibujo, fotografía, instalación, arte povera, arte conceptual, minimalismo, árbol, bosque, paisaje, caminar, ciudad-medioambiente, reciclar o reutilizar materiales, reflexión-meditación, budismo zen.

Por eso existen otras tres líneas de producción “A la hora del té” que es una serie de imágenes abstractas, hechas desde la meditación con tintas encontradas, recicladas o fabricadas en casa sobre soportes reutilizados como cartón, cartulina y todo tipo de papel incluyendo papel artesanal, “Árbol Narciso” que es una serie de fotografías sobre el árbol y “Biófilo Bonsái” una serie de bonsáis hechos desde semilla, dibujando arboles con árboles, modelando sus ramas, haciendo sus macetas, sus abonos y sustratos.

En todo esto, desde el dibujo hasta la fotografía, son proyectos que siguen creciendo, una vez que inicia la idea como propuesta no dejo de producir imágenes entorno a ese proyecto y así crece y crece.

Homo-semine (2005) 

Arboles (2007) 

A la hora del té (2009) 

Entre-líneas (2011) 

Árbol Narciso (2014)

Biófilo bonsái (2019)


En redes:

FB: Biófilo Pamclasta (Jackson Niño)

IG: @caosinmanifestado

      @biofilobonsai