Del libro inédito Cuaderno de La Candelaria


Invoco

y callo:


que cante

nuestro estar 

a la intemperie;


que cante entre

el desvelo y la angustia;


que cante por quien

no ha retornado.   


(por Carlos Lanz)


...


Allá va mi amigo


junto a quien ha vuelto

a tirar su capa al mar

para servirle como barca


allá va tan sonriente


y se alumbra certeza

en su canto


...


Ceiba al afirmar otro tiempo

en el hoy humilde. 

Cielo de retorno y anunciación.


-Panelitas de San Joaquín como avío.


Confianza en la Matria, Carlos,

cuando más aprieta el cerco, 

cuando pega más la incertidumbre. 

Un tú entrañable, aquel enigma 

andariego, este oleaje de rostros 

al romper en luz. 


(por Carlos Brito)


...


constancia pide para el reto y el desafío

                   acrisolada constancia

                                                   constancia


fabla del refractario

         tan viejo tan joven


algo interpela 

                    pausadamente


emboscado en la tempranía 

aguarda 

            así permanece


él 

   acumulando añoranza


...


Por decirlo así, Miguel, contigo: Armando. 

Por decirlo así contigo y con Alberto. 

Armando, el poema: una catedral santa 

y profana como el ácido. 

                                     Una catedral 

que se multiplica en tantas catedrales. Una 

catedral en la intemperie del ser y del estar. 

Una catedral para nombrarnos con certeza 

y fervor. Una catedral para llevarla en el afuera 

y en el adentro. 

                       Una catedral, nuestra catedral, 

en la ahoridad: ahí. 

                             Y amén. 


(con Miguel y Alberto Márquez, 
in memoriam Armando Rojas Guardia)


...


Ahí permanece,


a prueba

de incertidumbre:


Trinidad

de anunciaciones

alumbrando memoria

y porvenir


...


En el aire, una certeza:


quien oye 

la música del amanecer,

no avanza a solas

y alcanza el ahí. 


(por Lotty Ipinza)



Gonzalo Ramírez Quintero 

Venezuela, 1965. Poeta y ensayista. Tiene en su haber un libro de poemas Ciudad Sitiada (2006) y dos plaquettes Por Solimar (2013) y Cuaderno de Playa Colarada (2018). Poemas suyos aparecen en la Antología de la poesía latinoamericana del siglo XXI, el turno y la transición compilada por Julio Ortega y publicada por Siglo XXI editores de México en 1997. También puede mencionarse la sección sobre Literatura Venezolana de la Enciclopedia de Venezuela  Editorial Océano en España (2000). Igualmente, cabe mencionar el postfacio a una antología de la poesía de Juan Sánchez Peláez publicada en la colección Material de Lectura (UNAM, México, dos ediciones: 1995 y 2013). En el catálogo Te doy mi palabra con motivo de la participación de Venezuela en la  56 Bienal de Arte de Venecia, Italia (2015) aparece una presentación suya al artista plástico Félix Molina, Flix. Su ensayo El bolivariano infinito fue publicado en el libro colectivo Chavismo, genealogía de una pasión política (CLACSO, Argentina, 2017).

En los últimos años, ha realizado diversos prólogos para el Fondo Editorial El Perro y la Rana y para Monte Ávila Editores Latinoamericana. En distintas publicaciones de Venezuela, Nuestra América  y Estados Unidos han aparecido poemas y ensayos suyos. Ejerció la docencia en el Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plásticas Armando Reverón, hoy integrado a UNEARTE.  Ha participado en Encuentros, Festivales de Poesía y  Ferias del Libro en Venezuela, Nuestra América y los Estados Unidos. Forma parte del consejo de redacción de la prestigiosa y longeva revista Poesía que publica en físico, desde la década del 70 del pasado siglo, y en digital la Universidad de Carabobo. Fue director de la revista de crítica cultural Día-Crítica publicada por el Fondo Editorial El Perro y La Rana.