La importancia de contar lo URGENTE


*Urgente

Beira Lisboa

Editorial Eclepsidra

Caracas. Venezuela, 2020

 (52) pp

  

Norys Saavedra Sánchez

 

 

Urgente es, en estos tiempos contar la vida, lo que nos mueve, el día a día...como una respuesta imperiosa ante los tiempos que vivimos. En Urgente, el nuevo libro de la joven poeta venezolana Beira Lisboa (Caracas, 1982) encontramos la indagación ante los hechos de la existencia y lo cotidiano en la poesía que se interroga y nos responde con un estilo auténtico de alguien que sabe abordar el lenguaje, con inteligencia, en el acierto de la brevedad.

Destaca la escritora dentro del panorama de la poesía actual venezolana con este libro y recuerda aquel poema del Maestro Juan Calzadilla: consejo a los jóvenes poetas (2006). «... No dejes nada afuera / Ni el hecho frotado con la yema de los dedos sobre el mostrador de vidrio /Ni las moscas en los cubiletes de hielo/ dos noches después de la borrachera...» (p.32). La originalidad de este libro se manifiesta en las interrogantes de la misma existencia que toca vivir en la calle, en el metro, en la funeraria, y hacerlo desde una voz que no cae en la triada amor, desamor, despecho; entre otros temas que son recurrentes en propuestas poéticas de la mujer. Rompe este paradigma, la poeta, con precisión, sin caer en la frialdad mecánica o lugares comunes. La otra característica que llama la atención es la disposición de los versos tendientes a revelar una estructura, no de manera drástica sino más bien tangencialmente; notamos un orden en las líneas de los poemas, que me atrevería a opinar tiene que ver con algún entramado, escalones, escaleras, con ordenamiento, lucidez, proceso constructivo y  ¿visualmente denota una proporción armónica para expresar algo ?.

En Urgente aparte de lo conciso y la lucidez que se constata en cada poema, podemos encontrar cuatro elementos preponderantes, lo que no quiere decir que el libro se divida en partes. Es una unidad, pero que transita y explora los espacios generados por las dudas existenciales, la muerte, lo cotidiano; y todo esto acompañado de un característico humor, lo que hace honor a esa particular idiosincrasia del ser venezolano que, ante los momentos duros, tiene una tabla de salvación en su manera de ver las cosas y lo salva de una tragedia griega.

En el tema de la existencialidad, la indagación; ciertas inquietudes filosóficas abordan varios de sus poemas:


«Si el río es el que vuela y se sacude

qué hace entonces la mano en movimiento

 

Si la que pasa y no saluda es esa piedra

de dónde salió la voz del desagravio

 

Si soy yo está que muere

Y suele reprender sin autorización a su conciencia» (p.24))

   

Pareciera ser que la poeta maneja ciertos postulados que van plasmados en sus escritos. Por ejemplo, en el símbolo del río que nombra en varios poemas y así recordamos a Heráclito de Éfeso en Fragmentos presocráticos de Tales a Demócrito, fragmentos de Heráclito 40 (12)(2008): «Aquellos que descienden a los mismos ríos, son bañados por aguas que no son las mismas»(p.133).

 

«Fuego y tiza, tersa luz.

Los zigzags desprenden halos de voces taladas

en el río de Heráclito

y el niño entiende el poder de su miedo» ( p.17)

 

Aunque no es el fin de estos textos ser un tratado de sabiduría, podemos encontrar una profundización sobre de la condición de lo humano, una reflexión común a todos. Por otra parte, merece atención el manejo del tema de la muerte, de que se vale la autora; donde la seriedad del asunto no es obstáculo para abordar este terreno con humor, ante la cercanía de la fatalidad.  Al cruzar las calles, en el baño, en las funerarias y en los seres amados que se van. La poeta asume el hecho y le da la vuelta para exorcizar los miedos ante lo inminente.  Ella dice:

«Los muertos sí ríen

y se entretienen

Los muertos apuntan la lengua hacía sus rostros

mofándose de sí mismos


Porque toda broma

tiene su final» (p. 42)

 

 Como hija de tiempos modernos percibe como la vida es fugaz y los trenes subterráneos se convierten en lugar preferido para los suicidas, ¿cuántas veces no arremete el vagón contra un cuerpo, en la cotidianidad citadina?:

Metro de Caracas

5: 10 p.m.

 

«Se agradece al Señor que vaga desnudo por

el andén abstenerse de lanzarse a los rieles.

 

El suicidio

no acepta réplica»

 (p.31)  

 

 

 En este libro también encontramos lo jocoso que se manifiesta de las maneras más sencillas, pero con irreverencia y dónde lo absurdo se conjuga con la ironía:

«La falda de dios

no ha sido lavada

Nadie se ha ofrecido


No es de seda

ni siquiera de encajes blancos

Brilla y brilla entre las manchas de próximo agujero


Si el cierre se abre

no es culpa de quién ve

lo que no debe

Ni del que intenta esquivar la palabra nunca dicha


La falda de Dios

está en Mercado libre


Se oyen ofertas» (p. 6)

 

 Nos seguimos sorprendiendo con una poesía que es capaz de manejar lo trascendente en medio de lugares inesperados:


«Dios no es casualidad

Casualidad es que te lo encuentres en el cementerio

haciendo cola

para entrar» (p 14)

 

 

Dando continuidad a lo antes dicho, tenemos la realidad que habita la poeta y su aguda capacidad para relacionar algo domestico con imágenes sensoriales transformadas en algo más allá de lo que se ve.  Dice la poeta:


«Guarda tu gallina

en el cuarto

Ponla al lado de la cama


Deja que salte y se indisponga

porque no la dejas libre


No le pidas

que rece al lado tuyo

No imites su canto


Escóndete en sus alas


Sujétate fuerte» (p. 9)

 

Es también atributo de este libro, la mordacidad con que a veces golpea para generar en vez de dolor, risa; si hay una cualidad poco cultivada, es reírse de uno mismo:

  

«Algo tiene que desecharse


Leer poceta

en vez de poeta

no es solo capricho de la vista» (p.38)

 

En pues Urgente, un libro que en medio del desasosiego se atreve a poner las cartas sobre la mesa sin caer en lamentaciones, o quizá haciendo de la dureza un lugar donde la poesía puede mostrarnos un eficaz medio para el juego lúdico de lector y escritor, preguntas que se generan, respuestas que se nos dan. No en balde el pintor Giorgio di Chirico fue escogido para ilustrar la portada del libro, con su obra " La incertidumbre del poeta" (1913) una obra donde se proyecta la escultura de mármol, sin cabeza, sin extremidades y un racimo de bananas (cambures, en Venezuela) en medio del silencio, una imagen tan poderosa; y se transforma en la portada idónea para el contenido del libro y su contexto.

Singular, breve, conciso, dinámico, irreverente, imperioso del acontecer. A esto agregamos, que si bien la conciencia de género por lo general está presente, en la obra de las poetas; en Urgente la autora parece trascender ciertas barreras y ubicarse en tod@s, lo cual no cualquiera sabe hacer con amplitud. Creo que este libro, entonces, es una sincera contribución a la poesía que están haciendo las y los  poetas contemporáneos de Venezuela  Necesaria y Urgente.


Ponga el poema en la Bolsa


«Ojalá mis acciones

fuesen de la Bolsa


Son tantas

que no pararía de contarlas

Sería invertido su valor

en nuevos versos

en cada palabra

imitando el sonido del poema» (p.16)


Ponga usted entonces los poemas en la Bolsa, y hagamos con urgencia que la palabras caminen y dejen de ser más que un adorno bonito para tapar los tiempos desgarrados que transcurren.

*«Urgente» forma parte de la colección autores emergentes (Poesía), de la Editorial Eclepsidra. Consta de 52 páginas y 38 poemas. La portada fue diseñada a partir de la obra plástica «La incertidumbre del poeta» (1913), del Artista Giorgio di Chirico. Se espera que la presentación del libro, se lleve a cabo el mes de Mayo, del 2021.


Referencias

Bernabé, Alberto (2008) Fragmentos Presocráticos, de Tales a Demócrito. Madrid. España: Alianza Editorial, 3 edición (Clásicos de Grecia y Roma).

Calzadilla, Juan (2006) Ecólogo del día feriado, antología personal. Caracas. Venezuela: Monte Ávila Editores (Biblioteca Básica de Autores Venezolanos).

Lisboa, Beira (2020) Urgente. Caracas.Venezuela: Editorial Eclepsidra ( Colección Autores Emergentes).

La hoja entre la herrumbre. Norys Saavedra


 〰

Beira Lisboa



Venezuela, Caracas (1982).  Poeta, docente, editora y correctora. Profesora egresada del Instituto Pedagógico de Caracas. Realizó el diplomado en Edición de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y los diplomados en Escritura Creativa (2008) y Competencias Especializadas de la Escritura (2009) de la Universidad Metropolitana (Unimet) y el Instituto de Creatividad y Comunicación (Icrea), así como estudios de posgrado en Estrategias de aprendizaje, Orientación de la conducta y Literatura infantil. Participó en el taller permanente de poesía de Armando Rojas Guardia y en talleres de poesía con Juan Calzadilla, Eleonora Requena y Luis Alberto Crespo. Obtuvo beca para participar en el undécimo Seminario de Literatura Argentina y Latinoamericana de la Fundación Mempo Giardinelli, en Argentina. Ganadora del I Concurso de Cuentos Cortos organizado por la Unimet y el Icrea (2009). Ha sido facilitadora de talleres de lectura y escritura, así como jurado de concursos literarios. En 2020 fundó Ediciones Beira palabra. En 2013 fue publicada su plaquette de poesía Riberas de pan (Taller Editorial El Pez Soluble) y en 2020 su poemario Urgente (Editorial Eclepsidra). Instagram: @beirapalabra Facebook: Beira Lisboa Twitter: @segunpablo