Robo a la argentina


EL ROBO DEL SIGLO, Argentina, 2020

Director: Ariel Winograd

Guión: Alex Zito& Fernando Araujo

Productora:AZ Films, MarVistaEntertainment, Telefé

Música: Darío Eskenazi

Fotografía: Félix Monti

Elenco: Guillermo Francella, Diego Peretti, Luis Luque, Pablo Rago, Rafael Ferro, Mariano Argento, Juan Alari, Johanna Francella, MagelaZanotta, otros.

 


En este aciago 2020 que dejó tras de sí una estela de luto, dolor y desesperanza, la película argentina “El robo del siglo”  resultó ser un soplo de aire fresco en medio de esta atmosfera tan enrarecida y caótica producto de esta interminable crisis política que envuelve a nuestro país, aunado a la mortal pandemia del Covid-19 que aún nos azota sin visos de amainar. “El robo del siglo” es dirigida por Ariel Winograd, protagonizada por los afamados actores argentinos Guillermo Francella (Papá se volvió loco, El secreto de sus ojos, El Clan) y Diego Peretti (Tiempo de valientes, La señal, Wakolda), y apoyado por un solido grupo de actores secundarios donde destaca Luis Luque como el experto policía negociador. Basado en un robo verdadero ocurrido en Argentina en enero del 2006 contra la sucursal de un banco bonaerense donde guardaban joyas, oro y dólares “personas pudientes”, el atraco concienzudamente tramado devino en secuestro como lo habían planeado para ganar tiempo, y luego de agotados todos los esfuerzos de negociaciones de la entrega de rehenes, un grupo elite de la policía entra por la fuerza al banco encontrándose con una veintena de rehenes asustados, cuatro armas de juguete en el piso, una nota sarcástica dejada por los ladrones, y ni una señal de ellos ni del botín.

“El robo del siglo” funciona como entretenimiento gracias a que guionistas supieron aliar perfectamente el género de robos con la comedia de situaciones, especialmente entre sus dos protagonistas principales, Guillermo Francella y Diego Peretti, quienes componen una dupla de atracadores inverosímil, casi caricaturescos, pero rabiosamente divertidos, impecablemente definidos tanto en los físico como en lo psicológico; el primero toma clases de actuación para preparase para el robo mientras que el segundo acude al psicoanalista y se atiborra de “hierba”. Igualmente el montaje paralelo entre las escenas de la huida de los maleantes por un túnel y la entrada de los policías al banco al mismo tiempo, demuestra la soltura y el dominio absoluto del lenguaje cinematográfico del director y su equipo técnico.

En la historia filmada, aunque no esté apegada rígidamente a los hechos verídicos, apenas si se asoma la violencia aun siendo un filme de atracos, y nadie la echa de menos en las casi dos horas de metraje. “El robo del siglo” es una película alegre, risueña, desenfadada, apartada por completo de los códigos propios del género de robos, como el rigor de la acción trepidante, persecuciones de vértigo, final repleto de disparos y sangre,además de tener implícito una anécdota moral donde se critica el sistema económico-político argentino, o como reza el refrán popular: Ladrón que roba a ladrón…

 

Alejandro García