Ensueño cuádruple 

 

                                                                                  Para Haydeé H. y Kelly G.

 

 

Son muy exóticos los pulpos filipinos en tu lengua Beatrice X

ven Let´s Go vente conmigo my Danger

ven que te llevo en jet adonde morderás el polvo sideral

de todos los sexos subrreales

verás que los asnos sagrados del Asia

no sufren Covid

ni van al circo sin sus papás

No señor.

 

Recuerdo tus senos largos y extra-paradisíacos

que no salían en National Geographic

y en ellos habito a diario junto a una Biblia Tántrica Negra con Naftalina

reviso el mapa de viaje como si en el Nilo

las ninfas fuesen tiburones-musa del tipo roji-azul.

 

Vamos por un porro y un mojito al Tibet

vente conmigo nena que como dice Diego S. “yo soy más sano que la droga”

ven vente Mrs. Cherry  I´am the “hombre orquesta”

vámosle a París adonde los leones nadan con mandriles muy juntos

mientras vía arterial son inyectados con sopa de pez globo.

 

Yérguete Beatrice X

espelúzname

como en un Yo Tu Él

y se dice para conjugar Ellos espeluznan a Vosotros lunáticamente.

 

Cabalga mi sangre vente

que es mi elixir agrio más exquisito

ya sé que no es Holliwood, ni París,

pero es un gran vino del diluvio.

 

Ayer vino Sinatra vestido de Betty Boop

ven a mi aldea, a mi favela sin techo,

veamos en la tele cómo se fríen Potatoes sin grasa

ven a lamer sardinas en lata

no la sopa de Andy Warhol, el sujeto de la peluca no no no

vente sin miedo a mi “chuzo e tierra”

vente que no soy aquel proxeneta presidencial de Marilym Monroe.

 

Iremos en un viaje psíquico a las cavernas de Altamira Discoteque

donde un Iguanodonte en salsa nos espera a las 3 AM.,

para evitar el stress y la lívido de un Iceberg.  

 

Vayamos al Moulin Rouge a ver bailar en trencito a Man Ray

veamos cómo levitan las pantis en lentejuelas de oro -sin sífilis-.

 

No tengas miedo al tsunami de mis deseos proclives Beatrice X

vente que ya sé que mi “lenguañol” te gusta

y que beso mejor que un catalán hablando al revés.

 

Un día te diré en portugués cuando hable portugués:   
Não me deseje como um vulcão de beijos”.
 
Ahora por ejemplo cuando ya no me quieras y me mandes al carajo 
dímelo en chino así:   ”.

 

Ven olvídate de todo Let´s Go disfrútame

que donde vivo a veces no hay luz, agua, ni tecnología,

pero por lo menos no existe la KGB, la CIA, ni los caracoles

para soñar en Blancanieves, la Filomena del Paracetamol.

 

Beberemos agüita fresca del Niágara para cocer tallarines de vísceras Light

acompáñame al restaurante “Freud ´s Cunnilingus”

ven que me tiemblan las almas que corren tras de mí

desde hace años atrás.

 

 Ven a un país más grande que Narnia

en la habitación de mi habitación -la menos habitada-

en donde Pluto y Ricky Ricón lo perdieron todo

gracias a Disney.

 

Te invito Beatrice X a no pasar hambre en Hong Kong

a gozar una tos irlandesa en un Pigmalión

ven a columpiarnos en una aurora polar absurda

a dejarnos llevar por una conspiración Nerd extraterrestre

déjame besar la espuma de tu espuma

sóplame una nube de internet y sin usar cable alguno

sóplalo.

 

Sabes, no soy Houdini pero yo sí sabía escaparme de casa de mi madre

a las 11 cuando tenía 11.   

 

Seremos vegetarianos sobre un rostizado Ñú

soñemos con un bisonte liberado en las praderas de tu infancia Beatrice X

prometo que me dejaré crecer las barbas como un raro faquir

de esos que te espeluznan

te aseguro me restregaré perfume de anguilas del Pacífico no pacíficas

con olor de hadas y frutos de Cancún

hasta me mandaré a poner un tercer ojo con Visnú

directamente en la India.

 

Por ti me abrazaré allá muy lejos, muy lejos, a Plat, a Carson, a Pizarnik,

las hallaré para descubrir que nunca jamás morirán en desdén

y las obligaré a no matarse.

 

Ven vente prometo que le cortaré las bolas al César

y al tipo que inventó la radioactividad

hasta a la propia Parca Porky lo daré piso

ya verás

cierra los ojos no más.

 

Ven conmigo a tu mente expandida Beatrice X

piénsanos borrachos en una pirámide rusa escapando de los faraones

y los esclavos enloquecidos por la Heroína y el Wiskie vencidos.

 

 Let´s Go ven adonde viviré eternamente contigo Beatrice X

donde hago sake de los espíritus que me habitan

usando aguamiel de una cordillera

donde no sé si nací

o me trajeron de niño.

 

Vente conmigo nena que como dice Diego S. “yo soy más sano que la droga”

ven que aquí no muerde la loca, ni El Papa, ni el ñongo.

 

Déjame venir contigo al paraíso del peor fideicomiso.

 

Ven incluso infinitamente al cuadro de Las Delicias donde El Bosco

pinta películas de orgías sin patria y sin hogar y sin un Dios cavernícola.

 

Ven a no morir

ni a nacer de nuevo

en el nunca de los nunca nunca nunca.

 

Ender Rodríguez



San Cristóbal - Venezuela. 1972. Escritor y artista multidisciplinario. Licenciado en Educación Integral. Ha publicado: Cantos del origen (2001, CONAC); El sofá de Beatrice (2006, CENAL); Primavera cero (IPASME, 2007); Creactivo I (BARIQUÍA , 2007); Rabo de Pez Nuevos idiomas en la creación formato e-book (FEUNET, 2014), Entrecruzamientos (EAE Editorial Académica Española, 2015), Ex sesos y asa res Borrones para textos no tan perversos (CENAL, 2016), El Blues de la Parca -  cuentos grotescos (AMAZON, 2017), Creactivo II (AMAZON, 2017), Poemas Absurdos (LP5 Chile, 2020), VISO Poesía visual, objetual y collages en Venezuela (SABERULA, 2020) y Mi mapa será un diluvio (Petalurgia - España, 2021),  entre otros libros publicados en internet, y en físico –en preparación- y como coautor.  


Fotografía de portada: Sebastián Raña (Argentina)