Marcapasos de una ciudad

    Mi nombre es Juancho Domínguez, narrador visual y vivo en Caracas, mi actividad está enfocada, definitivamente, en la fotografía callejera, tratando de reflejar de alguna manera el pulso de mi ciudad, el ir y venir de su gente en el día a día, su luz, sus sombras, colores y en cierto modo su arquitectura. Me gusta la calle porque es un mundo que cambia cada segundo.  Soy un empedernido cazador  de la imagen callejera, eso me apasiona y me causa una especie de adicción por lo volátil e irrepetible de las escenas,  poder captar esa efímera realidad. Las luces y las sombras se suceden en instantes, te volteas y si pasan unos minutos todo ha cambiado, todo tiene que coincidir al momento que no es sólo un momento decisivo sino también decidido. Todo depende de ti, la calle es como una cinta sin fin de eventos caóticos y sólo tu ojo y tu mente permiten darle una cierta coherencia. Mi trabajo se decanta más hacia el blanco y negro aunque no descarto el color.  El blanco y negro no existe realmente cuando hay luz, ya eso lo convierte en un factor de excepción y tal vez por eso me parece que le confiere a la imagen una dimensión distinta, que me encanta para la foto de calle, quizás le aporta cierto dramatismo. El color me gusta cuando hace que resalten los elementos que uno quiere destacar porque si no es así me parece que más bien distrae. Lo uso deliberadamente cuando le imprime fuerza a la escena. El trabajo que realizo no obedece a un proyecto fotográfico en específico porque lo específico es la propia calle que es el mejor reflejo de la realidad palpitante del día a día en una sociedad que vive un proceso de transformación. No reclamo nada más de lo que daré en la vida. Tan solo soy un marcapasos de mi cuidad. Soy un hombre de pocas palabras por eso uso la fotografía como expresión. Mis imágenes hablan por mí.


Galería fotográfica:





































































































Fotografía de portada: Juancho Domínguez